Mujeres: a los hombres también se les regalan flores

A pesar de que entre hombres existen ciertos códigos sociales, existe una delgada línea entre el deber y el poder dentro de la sociedad, misma línea que separa el sentir del hombre y las flores, y la razón de estos es que desde principios de la edad media e incluso en la antigua Grecia, las flores han sido asociadas a lo grandioso, hermoso y delicado de la feminidad.

Normalmente cuando las mujeres están en busca de un obsequio o detalle para un hombre, esta idea es la que menos se les pasa por la mente, por lo anteriormente explicado, o porque simplemente no se imaginan a su pareja recibiendo este tipo de obsequios, pero es que no necesariamente a la pareja se le puede regalar, ya que un obsequio puede ser entregado a algún familiar, mejor amigo o compañero laboral.

Ahora bien, aquí sí puede entrar el tema del obsequio floral, pues no sería visto como algo raro, y te sorprendería saber que ningún hombre en sí, rechazará un detalle obsequiado con un sincero sentimiento, pues en ninguna ley se encuentra establecida esta prohibición, simplemente es un panorama social el que inhibe este tipo de acto, pero que cuando ocurre, no se torna para nada de mal gusto, al contrario, es un símbolo de amor, amistad, amabilidad y alegría.

Hoy en día los tiempos han cambiado de manera notoria, la masculinidad ya no es vista en su totalidad desde un punto de vista machista, y cuando este aspecto se escapa inmediatamente la sociedad lo repudia, el arte y la belleza se han convertido en uno de los temas de interés masculinos en las últimas décadas, así como la tecnología, la moda se ha convertido en algo esencial para el hombre, pues este se interesa cada vez más en verse bien.

Es por este sentido que la delgada línea se ha convertido en prácticamente nada, y las mujeres se atreven cada vez más en demostrar su amor de pareja, de familia, de hija, amiga o compañera, con un hermoso arreglo floral, y la respuesta que obtienen de esto, es una sumamente positiva.

Los protocolos son los mismos y los significados también, por lo que si estás regalándole un ramo de rosas rojas a tu pareja, la estás seduciendo con tu romanticismo y le estás diciendo cuánto lo amas. Por otra parte, para los compañeros de trabajo, las flores de color blanca o amarillas son las más adecuadas, ya que transmiten un sentimiento de cariño y amistad.