Decorar la cocina con flores, una idea excelente

Una cocina no tiene por qué ser un sitio frío, sin alegría, casi sin vida. Pasamos muchas horas en ella y un toque de alegría siempre viene bien. Decorar con flores es una idea sencilla y que da unos resultados asombrosos. Con una simple maceta o un pequeño ramo bien dispuesto tu cocina parecerá otra, incluso aunque se acaben de ir los fontaneros de guardia Madrid que te han arreglado una tubería rota y te han dejado la cocina que parece un campo de batalla. Una mirada a esas flores y todo se olvidará.

Solo tienes que colocar las plantas o las flores de manera estratégica. Un lugar estupendo es la ventana, alegrará la estancia y las plantas recibirán esa luz natural que tanto necesitan. Si la cocina es muy grande, se pueden repartir en puntos que parezcan más oscuros o apagados plantas pequeñas en maceteros de un color que combine con los muebles de la cocina.

Si los electricistas Madrid 24 horas que te hicieron la instalación eléctrica de la cocina han colocado enchufes en lugares en los que no te resultan de utilidad, un macetero es una opción perfecta para disimularlo y, a la vez tenerlo accesible para cuando lo necesites. Puedes poner un poto, una alegría, un aloe vera o un coleo, por señalar algunos ejemplos.

Otra utilidad de los maceteros es que ayudan a disimular pequeños arañazos en la encimera o incluso alguna puerta que se ha descolgado porque tiene una bisagra rota y tienes que llamar a cerrajeros malaga para que la reparen. Hasta que lo hagan, colocar un jarrón alto con unas simples flores te ayudará a que pase desapercibido.

Y no solo tienen que ser flores frescas o plantas de interior. Una maceta con una planta aromática como perejil o hierbabuena, además de decorar te resultará muy útil cuando cocines. Otra opción muy de moda es utilizar jarrones vistosos y decorar con unas sencillas ramas.